Bodacious empezó como un hobby entre amigos con ganas de hacer algo propio, Fran, Guille y Julián, que viajaron varias temporadas a trabajar en un centro de esquí en Angel fire, EE.UU. donde se dio inicio a este proyecto y nació el nombre en alusión a una de las pistas.

En 2003, sin tener experiencia en el rubro, fabricaron sus primeras remeras y las vendían en un garage a conocidos y amigos, hasta comenzar de a poco con las ventas mayoristas en locales multimarcas.

A esas primeras remeras se fueron agregando otros productos y después de unos años decidieron abrir su propio local en Bragado, provincia de Buenos Aires, ciudad donde nacieron y comenzaron a fabricar.

En 2013 Julián siguió con la fabricación y nuestro lema “WELCOME TO THE FAMILY” se volvió más real cuando se sumó Agus, su novia diseñadora de indumentaria. Se metieron de lleno en el emprendimiento, con la idea de aumentar el volumen de producción y reforzar la venta mayorista. Y empezaron de a poco a sumar gente al equipo.

Actualmente somos varios dentro del equipo de esta pyme familiar, sumamos dos nuevos locales en Junín y Chacabuco. Además estamos presentes en más de 100 puntos de venta a través de nuestros clientes mayoristas y hacemos envíos a todo el país con nuestra tienda online.

Nuestro objetivo es seguir creciendo para poder generar trabajo genuino en nuestra ciudad, apostando a la industria nacional y mantener la excelente relación precio/calidad que tanto nos caracteriza.

Amamos lo que hacemos, y buscamos que todos los que se sientan identificados con nuestro lifestyle, encuentren su prenda Bodacious y así acompañarlos en su día a día por años, porque como dijo la gran Vivenne Westwood: BUY LEES – CHOOSE WELL – MAKE IT LAST